Al comenzar el año son muchos los que se plantean incluir entre sus objetivos una mejora de su situación económica. Así que en este post estaremos tratando el tema de cómo mejorar tu economía personal a través del ahorro y en los siguientes post os estaremos hablando sobre temas similares, para que este sea el año en el que impulsamos nuestra vida, también a nivel económico. ¡Vamos a ello!

Hemos de ser conscientes que hay factores de nuestra economía sobre los que no tenemos control, factores como la inflación, aumento de precios, impuestos… Pero hay otros que sí podemos controlar, así que vamos a centrarnos en ellos.

En nuestra situación económica por un lado influirán nuestro nivel de gastos y por otro, nuestro nivel de ingresos, esto, de forma muy básica.

Ten consciencia de tus gastos.

En nuestra situación económica por un lado influirán nuestro nivel de gastos y por otro, nuestro nivel de ingresos, esto, de forma muy básica.

Tener conciencia sobre los niveles de gastos y como distribuimos nuestra renta es primordial. La medida genérica de “gastar menos” no funciona porque es tan general que siempre acaba siendo sobre otra cosa sobre lo que reduciremos los gastos. Y esa reducción nunca llega. Así que el primer paso será concretar las partidas que constituyen mi nivel de gastos y saber el importe que dedico a cada una de ellas, para tomar consciencia de cuáles puedo reducir. Nada de generalidades de gastar menos sin concretar, y sí concreción sobre partidas específicas.

Ejemplos de distribución de gastos existen muchos, nosotros utilizaremos una partición que os dará mucha información y poco trabajo.

Cómo distrubuir los gastos personales

En esta línea, primero concretaríamos los gastos para cubrir mis necesidades básicas:

– Vivienda, ibi, alquiler, hipoteca, reparaciones del hogar.

– Alimentación.

– Transporte.

– Servicios como agua, gas, teléfono, internet.

– Ropa.

– Salud….

Sobre estas partidas se suele tener poco poder de modificación, salvo que por ejemplo decidamos cambiar de casa e irnos a una más económica. Este bloque en un supuesto ideal debería suponer el 50% de nuestros ingresos. Sin embargo, en muchas familias sólo este bloque ya supone el 100 % e incluso parte de los gastos anticipados con las tarjetas de crédito. De ahí, que les cueste tanto mejorar.

Si queremos llevar nuestra economía a otro nivel, este sería un primer punto, analizar mis gastos de necesidades básicas, contarme verdad sobre si son acordes a mi nivel de ingresos o debo realizar alguna modificación y actuar cambiándome de casa, utilizando más transporte público, reduciendo consumo telefónico…

Este bloque de necesidades básicas como decimos en un supuesto ideal supondrá el 50% de los ingresos y ¿a qué se corresponde el otro 50%?

  • 10 % para los gastos de entretenimiento y diversión. O sea, viajes, comidas fuera de casa con amigos…
  • 10% para educación. Mi nivel de vida crecerá tanto como yo lo haga a nivel personal. Así que si quiero ir mejorando mi vida tendré que ir incrementando mi nivel de conocimientos. El nivel de conocimientos actual que poseo me ha situado en este nivel de vida, si quiero que el nivel mejore, habrá algún conocimiento ahí fuera que necesito y aun no tengo. Este porcentaje incluye, libros, eventos, conferencias, cursos, masters..
  • 10% ahorro. Es importante ir creando un colchón financiero que de libertad de no tener que amarrarnos a una situación o trabajo. Y lo ideal es irlo creando poco a poco.
  • 10% donaciones. Aquí irán las contribuciones que hagamos a colectivos, regalos, etc.
  • 10% inversión. Esta partida es muy importante ya que es la que garantiza que cada año vayamos coleccionando otras fuentes de ingresos que no estén tan sujetas a la inflación como por ejemplo los ahorros. Puede ser creación de un negocio, compra de un local para alquilar, inversión en bolsa, en fondos de inversión, etc.

Así, reflexionaríamos sobre la estructura de nuestros gastos. Qué bloque no está en equilibrio y sobre cuál debería tomar medidas. Lógicamente, no pasaré de que mis necesidades básicas supongan el 99% a que supongan el 50% de la noche a la mañana. Pero contándome verdad y conociendo cuál es la estructura de mis gastos, ya estoy dando un importante paso. Los ajustes vendrán poco a poco.

¿Cómo planificar tus gastos para aumentar tu economía?

Es muy útil llevar este control de forma diaria en nuestra agenda y pasarla mensualmente a los importes mensuales, en un Excel por ejemplo. Es decir, hacer una planificación anual del importe que tendrá cada bloque y cada mes anotar los gastos que se han realizado.

Al principio, lo que se necesita es conocer basándonos en datos. Y después sobre estos datos será sobre los que tomemos acción. Cuando a veces trabajamos con una auditoria interna, el responsable suele tener una idea de cómo es la realidad basada en las gafas que el trae de serie. Así que importante no dejarnos llevar por suposiciones propias y basarnos en números. Como dice el dicho “ Creo en Dios, del resto, traigan evidencia objetiva”.

Es importante también ser conscientes de en qué importe está situado nuestro “termostato financiero”.

El termostato financiero es la cifra mental que cada uno tenemos de nuestro nivel de riqueza. Si reflexionas sobre este punto seguro que podrás recordar múltiples ocasiones en las que pensaste: uy este mes gasté menos me va a sobrar X dinero y de repente, se rompe la lavadora, se estropea el coche…siempre acaba pasando algo para que ese nivel que sueles tener de riqueza se mantenga.

Y para subir ese termostato es básico pensar en ganar y no solo en no perder. Ganar más será algo que trabajemos en nuestro siguiente video, en este toca reflexión sobre nuestro nivel de gastos y su distribución.

Recuerda, en una situación ideal el 50% lo destinarás a tus necesidades básicas, el 10 al ahorro, otro 10 a inversión, otro 10 a entretenimiento, otro 10 a educación y un 10 más a donaciones. Analiza que estructura tienen tus gastos y equilibra.

Elimina lo superfluo y empieza a conocer como es tu huella económica en el planeta. Mídete mes a mes.

Interesante tarea que será el primer paso para llevar tu economía a otro nivel.

Síguenos

Síguenos en nuestras redes sociales facebookinstagram y youtube.

Y si deseas recibir más contenido para ayudarte en tu proceso de crecimiento personal, aquí te dejamos la suscripción, para que puedas recibir la guía CCD, una guía de herramientas prácticas que te ayudará a conectar contigo misma.